Sunday, March 12, 2006


14 de febrero de 2006

Ayer en la tarde visitamos Puerto Edén, un pequeño pueblo muy pobre, desde donde - gracias a la amabilidad de Judy y Jim - llamé a mi casa. Mi mamá no se lo esperaba, estaba feliz. La tarjeta de prepago era un pedazo de papel manuscrito con el teléfono al que llamar y el número secreto. Tomamos fotografías de copihues rosados, muy bonitos.

Anduve con Judy y Jim, que me prestaron plata para llamar a mi casa, porque yo bajé sin nada del barco.

En la noche, después de la comida, fui al bar de no fumadores invitada por el grupo de estadounidenses y estaban Burt y su señora cantando, con una guitarra prestada, canciones de Platsy Claim, que son muy tristes y terribles, de desamor. Me dormí muy tarde.

Eso fue ayer, hoy despertamos cerca del Glaciar Constantino y fuimos a visitarlo en la embarcación del mismo nombre (un rompehielos) con baños y calefactores de gas, de esos que ponen en los matrimonios.

Vimos una manada de lobos marinos y muchas cascadas bonitas. Nos dieron whiskey de 12 años con hielo de 50 mil años y nos regalaron los vasos, también tomamos chocolate caliente y vino navegado.

El Constantino tuvo una falla en la dirección y nos quedamos botados un rato corto, hasta que el Skorpios III se acercó y nos sacó de ahí.

Almorzamos muy tarde y tomamos once tarde, también.

En la noche, después de comida, jugamos a las cartas con Margo, Linda y Alex, su líder turístico en el viaje. Terminamos como a las 2:00 y ahora sólo quiero dormir, será hasta mañana.

1 comment:

Seanmove said...

Hola!

Que interesante tu bitácora! La foto del Glaciar Amalia me encanta. Espero tener luego PC con Internet en mi casa para poder leerlo con mayor tranquilidad...De todas maneras creo que en la última foto apareces un tanto abrigada..ja,ja..

Sergio